Periodismo: Intervención en crisis

Siempre es impresionante la forma como los profesionales de la comunicación hacen su trabajo de campo, como reporteros, pueden acceder y construir noticias en situaciones severas de crisis. Contribuyen a un buen reportaje de una situación de crisis la personalidad, la inteligencia, la sagacidad y la intuición del periodista.

Las crisis son situaciones que forman parte de la vida de todas las personas, el concepto de la palabra crisis, tiene generalmente una connotación negativa, pero los analistas han propuesto que la crisis es una oportunidad de comenzar nuevamente, es un cambio muchas veces necesario, es verdad que todo puede estar alborotado, pero hay que encontrar el lado bueno de la crisis.

Las crisis son de dos tipos; crisis EXISTENCIALES, son las que se producen a lo largo de la vida de los seres humanos, algunas veces son muy difíciles de superar, son predecibles y tiene una duración en el tiempo; existen profesionales que pueden ayudar en una crisis existencial. Las crisis existenciales son: <<inicio de la escolaridad, <<identidad del adolescente, <<matrimonio, <<llegada de los hijos, <<nido vacío, <<actitud frente a nuestra muerte. Todas ellas son propias de la vida de un periodista como lo es para todos los seres humanos.

Las crisis circunstanciales son aquellas que nadie sabe cuándo van a suceder, son inesperadas, y a ellas llegan los periodistas como profesionales para cubrir una noticia, una primicia, un reporte, una foto, una filmación. ¿Cómo debe actuar un periodista además, de cumplir su trabajo profesional con la noticia? Esperamos que sea solidario con las víctimas, que sea resiliente, que sea altruista, que tenga capacidad de cooperación, que sea capaz de dar afecto a las personas afectadas por la crisis, que las victimas sientan el calor humano, el apoyo emocional del periodista que está cubriendo esa crisis, sería valioso; podemos demostrar nuestra humanidad, además de nuestro profesionalismo. Las crisis circunstanciales son frecuentes en nuestro tiempo: un terremoto, un tsunami, un desborde del rio, un incendio, un accidente de tránsito, una violación; en todos esos casos, hay víctimas y en todos esos casos se espera un profesional del periodismo que muestre su templanza y su corazón dispuesto a ayudar.

¿Estamos como profesionales y como personas en capacidad de ayudar a las personas afectadas en una crisis? Si la respuesta es afirmativa en buena hora, de lo contrario en nuestra formación académica deberíamos prepararnos para ser capaces de afrontar totalmente una situación de crisis.

¿Tenemos la suficiente RESILIENCIA para nuestras propias crisis? Esperamos que los periodistas tengan la suficiente resiliencia y que sean capaces de trasmitirla a las personas que tienen un momento de crisis.

No hay comentarios

Agregar comentario