Contacto  |  Ubicación     
06:55 | Martes 21, noviembre 2017
 
La Universidad
Facultad de Ciencias de la Comunicación Social
Escuela de Postgrado
 
Admisión
Oficina de Extensión Universitaria y Proyección Social
Unidad de Talleres Instituto de Investigación
 
Sistema de Biblioteca
 
Bolsa de Trabajo


Objetivos del Periodismo Cívico

Objetivos del Periodismo Cívico

 

Incitar a cambios es el objetivo básico del periodismo cívico. Davies Merritt, editor americano y considerado como el padre del concepto de civic journalism, dice que la prensa contemporánea necesita ser capaz de trascender la "misión limitada de contar las noticias, hasta una misión más amplia, de ayudar para que la vida pública funcione bien y de actuar fundándose en este imperativo".

Carlos Cena Bazán particulariza algunos propósitos del periodismo cívico:

◦Hacer lo público más público: que la información contribuya a darle visibilidad a lo que hace el poder, que los asuntos de interés colectivo se debatan a la luz pública y que las decisiones relacionadas con el interés común se tomen teniendo en cuenta los discursos de los sectores afectados.

◦Conectar al ciudadano a los asuntos de interés colectivo: propiciando su participación en el debate de temas de interés común. Se trata de no dejar estos espacios exclusivamente en manos del poder ni de los políticos profesionales, sino de asumir las responsabilidades ciudadanas voluntariamente, atendiendo a la convocatoria de los medios de comunicación masiva.

◦ Democratizar los medios de Comunicación: en torno a cómo se seleccionan las informaciones, quienes toman las decisiones, hasta qué punto hay deliberación interna en los medios de comunicación y qué relación tienen con los grupos de poder, hasta como se interpretan los puntos de vista de la ciudadanía.

◦ Hacer de los medios de comunicación escenarios para el debate público: los medios no solamente se deben ocupar de la información, deben procurar el libre examen de los temas incluyendo todas las voces posibles

Critica

Es un término polémico: para algunos periodistas no existe nada que se pueda llamar periodismo ciudadano, ya que el periodismo es una disciplina profesional que no se puede democratizar para la ciudadanía: la información no sería democracia, sino poder.

La idea de objetividad ha adquirido el carácter de doctrina, modelando la labor y la formación de los periodistas en las universidades. Ella sustenta el dogma de la información como espejo de la realidad y la necesidad de crear géneros periodísticos a modo de moldes informativos. La noticia es tradicionalmente el género imperante que pondera la asepsia, el distanciamiento de los periodistas con los hechos y la redacción en forma expositiva como elementos que dotan de objetividad al discurso periodístico.

Desde ésta perspectiva se critica al periodismo cívico justamente por el compromiso que el comunicador asume con la causa y el papel activo que le compete en su desarrollo. La ausencia de compromiso con los hechos, al menos en apariencia, ha creado la sensación de que tras el modelo liberal de la información no hay un proyecto político, que se trata de un modelo neutral, cuando en realidad está comprometido con la teoría liberal de la ciudadanía; con una esfera pública de expertos, con un esquema representativo y una opinión pública anclada en el ámbito privado.

Otra de las críticas hechas al periodismo cívico es que si la democracia depende solo del periodismo socializado gracias a las Tecnologías de la Información y la Comunicación entonces está perdida porque el fenómeno es tremendamente elitista. A esto debe sumarse lo expresado por Robert McChesney según quien “se trata de un intento bienintencionado de reducir el sensacionalismo y la descarada manipulación política del periodismo de corriente dominante, pero el movimiento ignora por completo los factores estructurales de la propiedad y publicidad.”

Experiencias

Entre los proyectos precursores aparece la experiencia del Tallahasse Democrat en el Internet. El periódico, de la capital del Estado de la Florida, organizó debates entre los lectores y los miembros de la Cámara de los Diputados, y colocó el contenido de las discusiones en la red pública y gratuita de las computadoras, para que la gente pudiera seguir las discusiones en casa. El número de personas interesadas creció 200 veces en tres meses".

Jan Schaffer cuenta que "una de las experiencias más ambiciosas se realizó en 1999, cuando el periódico The Spokesman Review (que anteriormente había eliminado la sección de los editoriales y designó dos editores, llamados interactivos, para ayudar a los lectores a colocar sus opiniones en formato periodístico) utilizó las herramientas de evaluación del periodismo cívico para determinar cuáles eran los momentos básicos de la vida de los jóvenes, a fin de establecer si tendrían éxito o fracasarían al llegar a adultos, acabando posiblemente en la cárcel. La investigación identificó algunos momentos interesantes, como el primer día de clase en cuarto grado, en el que se sabe si a un niño le va a gustar la escuela o no, o el primer día de clase del séptimo grado, en el que se determina si puede ser "nerd" o miembro del grupo influyente.

La idea no fue solamente la de cubrir ese asunto, sino también la de descubrir algunos puntos de intervención para las agencias de la asistencia social a la comunidad".

En América Latina, hay menos casos. En Fortaleza (Brasil), por ejemplo, existió uno: hace seis años ocurrió un proyecto editorial del diario El Pueblo, para la cobertura periodística en temas infantiles sin tener los asuntos obvios como destino. En una ciudad afectada por los bajos indicadores sociales, la trivialidad en la cobertura habría sido fácil de alcanzar. El Pueblo fue por el camino contrario.

En Perú, un grupo de periodistas crearon la Veeduría Ciudadana, institución que lleva cinco años de funcionamiento y que se ocupa del monitoreo de medios y de la consultoría ciudadana. La entidad se formó gracias a “Calandria”, una organización que promueve experiencias de periodismo cívico, basadas en poner los problemas del desarrollo en la discusión pública, con periodistas que se comprometen e invitan a la ciudadanía a dar su opinión. Los reporteros salen de las salas de redacción e interactúan con la gente, fortaleciendo así el espacio público y la responsabilidad social.

Logros

Por fin, en un escenario como ese, se puede concluir que el beneficio para la comunidad es que los diarios vinculados con el periodismo cívico provean a los lectores más formas de actuar a favor de la colectividad. Y ellos, los lectores, actúan más cuando son invitados a ello. Y, como también dice Jan Schaffer, otro beneficio es que el civic journalism ayuda a elevar considerablemente los conocimientos de los lectores acerca de temas específicos. Las comunidades acaban por adoptar el modelo de vinculación con lo cívico, sea por los círculos de estudios o por los equipos de voluntarios para la acción.

En cuanto a los beneficios de la prensa, Schaffer responde:

"Vimos que creció el periodismo de profundidad con resonancia más auténtica para la comunidad, en vez de un periodismo que solamente repite los dos lados de una cuestión; vemos periodistas redescubriendo a sus gentes y rompiendo algunos viejos estereotipos; vemos todo tipo de innovaciones en las redacciones. Nuevas páginas, nuevos empleos, nuevos criterios, nuevas declaraciones de misión (...); por fin, el periodismo cívico creó un ambiente que permitió a los editores asumir nuevos retos".

A fin de cuentas, al practicar el periodismo público, está el periodista siendo un profesional ético en alto grado, en favor del ciudadano, que puede ser él también. Es trascender el mito del solitario, en búsqueda de un error para delatar. Es colaborar por una prensa más ciudadana, en el sentido que ella también sea responsable por los errores y aciertos y no apenas apunte las fallas y se auto-felicite por las conquistas.




Instituciones
www.felafacs.org

www.apfacom.org

www.apeucs.org

Diarios
www.cronicaviva.com.pe

 
 

Jr. Río de Janeiro N° 560, Jesús María, (Esquina con Jr. Costa Rica). Teléfono: 319-3500
e-mail: bausate@bausate.edu.pe
www.bausate.edu.pe